Heriberto Madroño

Venevision
Compartir

Heriberto vino al mundo en el baño de un bar, y allí se habría quedado, de no ser por Reina, quien, aun siendo todavía una niña, lo recogió y, con la torpeza de la inexperiencia, lo crio a los trancazos, y con la sorna satisfecha de ver en él a otro aún más paria que ella. Le dio comida pensando en otra cosa, le curó enfermedades por puro gusto de entretenimiento, y luego, ya de grande, lo puso a hacer por ella los trabajos sucios que requerían sus propósitos, a cambio de lo cual le dio todo con lo que él hoy cuenta: un prostíbulo que él, por no recordar sus orígenes, casi ni visita, pero que le rinde apreciables ganancias.

 

Al igual que su media hermana, nunca estudió nada, ni se ha preparado para otra cosa en la vida que no sea la conquista de lo que quiere por medio del abuso. Sólo que Heriberto no sacó la agudeza de Reina, y es más bien un tipo elemental, de mente incapacitada para la estrategia, y, por lo mismo, un animal sin proyectos, más allá de los deseos que les dicten sus glándulas.

 

Desprovisto de escrúpulos, cruel de naturaleza, y malagradecido de costumbre, no quiere ni a su hermana, con quien siempre ha mantenido una actitud de conveniente sumisión, detrás de la que oculta toscamente la rastrera envidia que ella le produce. Sin embargo, Heriberto sufre de una pequeña pero gran debilidad, Sol Buendía.

  • EN PANTALLA

    04:00 - 09:00 pm

    Súper Sábado Sensacional

  • MÁS ADELANTE

    09:00 - 10:00 pm

    Torrente

  • 10:00 - 11:00 pm

    Boom

  • 11:00 - 12:00 am

    Mensajero de la oscuridad