Inicio > El Lado Mas Humano de La Obesidad Una Vision Distinta de La Adiccion A La Comida

El lado más humano de la obesidad: una visión distinta de la adicción a la comida

2014-09-25 17:00
Venevision
Compartir

“No soy médico, nutricionista, psicólogo, google, pastillas mágicas ni dietas,  pero soy el "el camino" no sólo vivido sino desmembrado y puesto al servicio de aquellos que quieran entrar en proceso del manejo de la adicción (a la comida)”, bajo esta premisa la odontólogo de la UCV con Postgrado en Gerencia de Servicios de Salud de la UCAB, Giovanna Scappaticci, lleva un mensaje de aliento y sobre todo de orientación a quienes en la actualidad desean vencer la enfermedad, destacándo su historia personal como alguien que ha venido luchando con la obesidad desde temprana edad.

 

La obesidad es una enfermedad crónica que lleva a la persona que la padece a comer compulsivamente, lo que conlleva a un aumento excesivo de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo.  La Organización Mundial de la Salud destaca, indica Scappaticci, que un 30.7% de la población venezolana es obesa. Una realidad que merece atención puesto que esta condición aumenta la predisposición a enfermedades de cuidado como diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño, ictus, cardiopatías, osteoartritis, dolencias gastrointestinales y de piel.

 

Partiendo de esta realidad, Scappaticci se dedica a impulsar su proyecto llamado ¿Qué te pesa?, una iniciativa que brinda ayuda, destacándo el lado más humano de la obesidad y centrándose más en el proceso interno del enfermo que en su físico, a través de charlas y talleres privados y corporativos. “Va dirigido a todo público que quiera saber de adicción a la comida y su prevención. A médicos endocrinos, cirujanos bariátricos y nutricionistas. A todo aquel que quiera insertarse en vida de un obeso para ser multiplicadores de la frase: ‘Salud como motor de vida’, concepto vivencial de Bienestar;  para aquellos que quieran apoyar el NO al bullying a niños, adolescentes y adultos obesos y, por supuesto, para nosotros, los principales protagonistas: “personas con sobrepeso y obesidad”, subraya.

 

“Las charlas invitan a dar el paso en el control de la adicción y hablamos de las diferentes alcabalas o puertas que debemos abrir en el trayecto de revisión personal. La psicólogo de base de ¿Qué te pesa? ofrece ayuda personalizada para aquellos que quieran entrar en procesos individuales”, añade la especialista.

 

¿Cuéntanos tu historia personal? ¿Cómo una odontólogo llega a ser promotora de la salud y de la lucha contra la obesidad?

 

Quiero darles las gracias por permitirme conversar del proyecto que estoy desarrollando. Ser odontólogo es una profesión como cualquier otra; ser obeso es una enfermedad que por diferentes causas yo viví. Soy promotora de la salud porque tuve una vida de obesa y duré años en reconocer que era adicta a la comida. Lo que me parece muy interesante es que, sin darme cuenta de la similitud, ejerzo una profesión que plasma sonrisas siendo la caries la principal enfermedad bucal y su origen es multifactorial, lo mismo sucede con la obesidad en cuanto a su origen y ambas tienen que ver con la alimentación. Lo que más me llama la atención es que la calidez que da una sonrisa que viene del alma, esa no tiene precio. Cuando se deja de ser obeso esa sonrisa se emana con más ligereza porque hay una recuperación de la salud como concepto integral.

 

Desde temprana edad comenzaste tu lucha personal con la obesidad, ¿cómo es el mundo del niño obeso? ¿A tan corta edad un niño puede comprender que padece una enfermedad?

 

Fui obesa desde bebé y dejé de serlo a mis 39 años, siempre hablando desde la perspectiva de la obesidad física. Ser un niño obeso es sufrir todas las agresiones que implica la crudeza con que los niños se expresan; no obstante, considero que ser adolescente obeso es la etapa más difícil de llevar porque en la dinámica interna de vivir en el mundo de querer ser adulto y no serlo, sobrevivir emocionalmente a esta etapa es muy complicado. Un niño obeso se ve y se siente diferente a los otros, en esa etapa los que deben advertir que hay una enfermedad son los padres quienes tienen la responsabilidad de educar, crear hábitos e implantar dinámicas saludables en el hogar.

 

¿Tuviste que enfrentarte a las críticas por ser diferente? En ese sentido, ¿qué consejos ofreces a quienes se deprimen ante la presión social?

 

La sociedad siempre critica, señala, juzga y condena a una persona que sea distinta a lo "común", entendiendo este término como los parámetros que la sociedad de una manera u otra impone. Ser obeso es ser distinto, sobre todo en nuestro país donde el culto a la belleza tiene peso importante. Sin embargo, el obeso adulto debe hacer esfuerzos por insertarse en la sociedad, siendo precisamente ésta a su vez, la que debe abrir espacios de libertad emocional y laboral para las personas con obesidad.

 

La depresión existente en muchos casos como consecuencia de la presión social debe sustituirse con ganas de quererse a uno mismo, punto que viene de la mano con la disposición que tengamos para trabajar por la mejoría de la salud sin sentir esfuerzo. El tema de la obesidad va más allá de lo que se ve y de la repetida frase: "es falta de voluntad". Si la capacidad de dejar de ser obeso fuera tan fácil, el porcentaje de enfermos sería menor. La realidad es que las causas que conllevan a alimentar un cuerpo en exceso son complejas y profundas, así como los métodos para dejar de serlo.

 

Se ha dicho que las personas con sobrepeso comen desmesuradamente para llenar vacíos internos, háblame un poco sobre este aspecto.

 

Es interesante explicar que sobrepeso y obesidad no es lo mismo. Ambas se miden mediante el Índice de masa corporal y sólo el término de obesidad tiene diferentes rangos para describirlo. Hay aspectos hormonales y clínicos en general que deben ser evaluados para llegar a diagnósticos fidedignos; sin embargo los hábitos alimenticios son fundamentales en el aumento de peso.

 

"Comer desmesuradamente" no es una frase alentadora; especifiquemos qué calidad de comidas,  falta de horarios, ritmo de vida, todo esto hace que el proceso sea más dificultoso. ¿Qué ser humano no tiene vacíos internos? Digamos que el obeso rellena con comida espacios que a ésta no le pertenecen, como si tratara de encajar perfectamente un círculo o un cuadrado.

 

Entiendo que la obesidad es una adicción a la comida, tal cual un alcohólico o drogadicto? Se puede seguir con esta adicción así se haya logrado rebajar con dietas o procesos quirúrgicos?

 

Todo obeso es adicto a la comida. Hay delgados que son comedores compulsivos, hay personas con sobrepeso que no son adictos a la comida y otros que sí. El obeso debe transitar por el camino que le lleve a manejar la adicción y la debe trabajar como base del problema. Personalmente considero que la adicción a la comida se controla, en consecuencia es una lucha constante por el resto de la vida.  Lo que sí certifico es que quien controle la adicción logrará que el método usado para rebajar de peso sea más exitoso y más longevo. La cirugía Bariátrica es una Herramienta, NO una solución, por ende se debe transitar por el camino del control de la adicción.

 

¿Qué pasos podría seguir un obeso para ganarle la batalla a esta enfermedad, a la adicción a la comida, sobre todo cuando comer es una necesidad natural del cuerpo para poder vivir?

 

El primer lugar darle valor a la vida. La salud es el principal motor de la vida. El obeso debe reconocer que está enfermo y es adicto, ese es el primer paso. El ingrediente principal de este proceso son "las ganas" y "el coraje". Es un camino doloroso, pero a la vez de descubrimiento de sí mismo.

 

Cuando uno entra en la dinámica de querer quererse y entra en el proceso, la relación de complicidad con la comida cambia. Se sustituye ese vivir para comer por comer para vivir.

 

¿Recomiendas el Bypass gástrico como una medida viable contra la obesidad o como pasaste por mesa operación, dirías que es más favorable seguir el camino de la alimentación sana, el ejercicio y la terapia psicológica?

 

La Cirugía Bariátrica es una excelente herramienta para casos de obesidad, sin embargo es vista por la mayoría como una solución. La Cirugía Bariátrica en la cual se encuentra el bypass gástrico como técnica, es la última alternativa para perder peso; el paciente debe estar informado de lo que significa este tipo de cirugía: el cambio de vida, la responsabilidad del cambio de hábito alimenticio y de la toma de vitaminas.

 

El proyecto no habla de métodos para perder peso. Lo que siempre recomiendo es entrar en el proceso personal porque de ello depende el éxito del método escogido: comida sana unido a ejercicios, pastillas, merengadas, dietas y, como último recurso, la cirugía bariátrica.

 

La terapia psicológica es una gran herramienta, siempre que la persona la asuma con voluntad propia y no de manera impuesta.

 

Giovanna Scappaticci se encuentra trabajando en un libro, todavía en producción y sin título, que mostrará el lado más humano de la obesidad, adentrándose en la vida interior de personas con sobrepeso y obesidad. “Es la mezcla de mi experiencia personal, historia de vida, recorrido en mi control de la adicción, la sexualidad como parte de la salud, dinámicas familiares y otros. Será dios mediante un libro humano y lleno de toda la calidez que el tema necesita”, comentó acerca de la obra.

 

¿Qué podrá conseguir el lector de diferente en este material en contraste con otros libros que hablan del sobrepeso?

 

Su contenido sumerge al lector en el mundo interno de los obesos, intentando visualizar y sentir nuestra convivencia en un alma afligida pero que a la luz pública sonríe. Cada palabra, más que escritas con mis manos, son escritas con mis lágrimas, me gustaría que fueran sólo las mías, pues son también trazadas con todas las lágrimas derramadas por obesos con los que yo he hablado, aquellos presos en sí mismos y en sus dinámicas. El mundo de los obesos sólo lo conoce quien lo vive y muchos lo ven como un tema sencillo.

 

Por último, podrías compartir una pequeña reflexión con la que le puedas decirles a las personas que en este momento están luchando que SÍ SE PUEDE vencer la enfermedad, que les ayude a no desistir.

 

Lo primero que quiero decir es: “Yo amo profundamente a los obesos y los amo tanto que quiero que dejen de serlo”. La invitación siempre es a sentir la vida como una oportunidad y un milagro, que hagamos todo lo necesario por vivir la salud como un estado en sí mismo y no evitando la enfermedad, que vale la pena entrar en procesos personales para el control de la adicción y que, así como ese camino es doloroso, la luz que hay al final es más resplandeciente que el dolor vivido. ¡Hay que querer quererse!

 

“Antes comía Torontos venezolanos para rellenar mi mundo; hoy me como el mundo pensando que es un Toronto”

 

Para conocer más acerca del proyecto El Lado más humano de la obesidad de Giovanna Scappaticci pueden escribir a su cuenta de Twitter: @quetepesa o a su página oficial en Facebook: Giovanna Scappaticci.

 

Por: Alejandrina González

Participa

Publicidad
  • EN PANTALLA

    04:00 - 09:00 pm

    Súper Sábado Sensacional

  • MÁS ADELANTE

    09:00 - 10:00 pm

    Torrente

  • 10:00 - 11:00 pm

    Boom

  • 11:00 - 12:00 am

    Mensajero de la oscuridad