Inicio > Meditar Te Puede Cambiar La Vida

Meditar te puede cambiar la vida

2014-07-15 10:24
Venevision
Compartir

Hay caminos que a veces se nos presentan esquivos. Los hemos visualizado porque otros nos los han recomendado y hemos visto que hay algo allí que vale la pena. Puestos en la práctica, hemos visto que no es fácil, y muchas veces hemos abortado la misión. La meditación es uno de esos caminos. En boca de muchos hemos escuchado sus beneficios, hemos leído, visto videos, y sin embargo… nada. No podemos lograrlo.

 

¿Te sientes identificado, no?

 

La meditación es una vía para no volvernos locos. Le enseña a nuestra mente a encontrar nuevas salidas. Nos ayuda a encontrar la calma. Cada día son mayores las posibilidades para incluirla en nuestra rutina, y debemos, en primer lugar, convencernos de que es un camino que vale la pena tomar para que nuestra mente nos ayude a expandirnos en todo sentido.

 

¿Te ha sido difícil encontrar el espacio (físico y mental) para iniciarte en esta práctica? Ya sabes: lo importante es mantener la conciencia de que tiene beneficios poderosos para nosotros. Después, sigue estos pasos y retoma tu práctica con ánimo y disposición.

 

Tomar un baño es importante.

 

Todos lo necesitamos, claro está. Queremos poner mayor énfasis en esta práctica: además del sueño y el sexo, es la única actividad que realizamos sin estar conectados con el exterior. No hay celulares, alarmas, tareas. Es un momento donde nos dedicamos única y exclusivamente a nosotros, y hacerlo con conciencia nos puede acercar mejor a la meditación. ¿Cómo? Estar presentes en cada momento durante la purificación del agua no sólo te ayudará a estar en paz, sino que te puede ayudar a trasladar ese estado mental a tu meditación.

 

No hay que ser estricto uno mismo.

 

Siempre es fácil entregarse a la derrota. Nos hemos acomodado tanto a esa acción, que incluso no lo vemos como tal. Bastan cinco minutos para dejarnos distraer, y rendirnos. Lo que no debemos permitir es que nuestro yo saboteador nos cante lo de siempre: “no puedes”, “esto no es para ti”, “si te vieran los demás se reirían de ti”.

 

Explota tu creatividad.

 

Desarrollar algún acto creativo es una manera de meditación. Te permite concentrarte en lo que estás haciendo, bien sea pintar, bailar, tejer, cocinar. Debes dejar ir todo pensamiento que te lleve a pensar en lo que debes hacer mañana o lo que te preocupa. Dedícate al presente.

 

Cambiar la perspectiva.

 

Si sumas una nueva tarea a tu lista de cosas por hacer en el día, es posible que ésta se perciba en tu cerebro como una carga más. Cambia tu mirada: te estarás renovando, encontrarás una nueva manera para llevar el día a día, más ligero y libre de preocupaciones.

 

“Practiquen la meditación. Es algo fundamental. Una vez que se la disfruta, ya no se la puede abandonar, y los beneficios son inmediatos”. Dalai Lama

 

Fuente: Inspirulina

Participa

Publicidad
  • EN PANTALLA

    10:00 - 11:00 pm

    Boom

  • MÁS ADELANTE

    11:00 - 12:00 am

    Mensajero de la oscuridad